El Contralor Carlos Felipe Córdoba ¿sus propios escándalos no lo dejan investigar a Daniel Quintero?

Muchos piden que el Contralor Carlos Felipe Córdoba investigue a Daniel Quintero y a los infinitos rumores que rodean al Alcalde de Medellín.

Pero el silencio del Contralor Carlos Felipe Córdoba sobre Daniel Quintero parecería venir de la imposibilidad del alto funcionario de librarse de sus propios escándalos.

Y es que cada semana Noticias Uno le saca una historia diferente.

Por ejemplo, en los dos últimos meses denunció como el Contralor Carlos Felipe Córdoba “consiguió” $ 600.000.000.000 (600 mil millones de pesos), para construir un hospital en Pereira, que llevará el nombre de su mamá (Carolina Larrarte), una labor social muy importante para quien debe vigilar cómo se invierten los recursos públicos, pero que no tiene en sus funciones conseguirlos para obras casi “propias”.

Y casi “propias” porque la mega obra del hospital generará una gran obra vial alrededor del centro médico, que a su vez beneficiará a una finca de recreo que tiene el contralor Carlos Felipe Córdoba a pocos metros.

Tras ser confrontado por Noticias Uno el Contralor negó ser propietario de la finca, aunque el Noticiero mostró las escrituras.

Vea la denuncia aquí:

Contralor Carlos Felipe Córdoba Ruta Noticias

¿Cuál es el escándalo de la Contraloría en Pereira?

Y esta misma semana, el noticiero sacó otro escándalo del contralor Carlos Felipe Córdoba.

Según Noticias Uno la Contraloría compró un edificio en Pereira para la nueva sede del ente de control.

El precio de compra, a una firma de conocidos del Contralor, fue de $ 5.184 millones de pesos ($ 5.184.000.000) cifra que sube hasta los 12 mil millones de pesos ( $ 12.000.000.000) con las obras de adecuación del edificio.

Lo curioso es que la firma había comprado el edificio en 3.200 millones de pesos, es decir una cuarta parte del valor final del contrato que realizó con la Contraloría.

Además, el edificio tiene problemas urbanísticos y de uso del suelo que impedirían que allí se estableciera la sede de la Contraloría.

Eso sí, el poder es para poder (valga decir que la esposa del contralor trabaja en la Fiscalía y la esposa del Fiscal Francisco Barbosa en la Contraloría) y las dos funcionarias de la Fiscalía en Pereira que “radicaron” la denuncia sobre el aparente sobrecosto del edificio fueron trasladadas “por necesidad del servicio” al Cauca y Guainía.

Vea aquí la nueva denuncia de Noticias Uno:

Con todas esas infidencias sobre Carlos Felipe Córdoba Larrarte, vale decir que es casi imposible que asuma las denuncias de corrupción que todos los días se hacen sobre Daniel Quintero, llamado en Medellín el “nuevo samuel moreno”.

Previous post

El homenaje a la novelista Almudena Grandes

Next post

Último día sin IVA en Colombia es este viernes