Finca Torrealta de Luis Pérez centro de brujería, tortura y muerte

La Finca Torrealta de Luis Pérez fue un “gangazo” que le dieron “amigos” al exgobernador de Antioquia, aunque otros malpensados podrían decir que eran un “testaferrato” a favor de los sucesores de Vicente Castaño.

Y hoy que el Fiscal General, Francisco Barbosa, anunció que cuatro gigantescas fincas de Luis Pérez Gutiérrez serán intervenidas y pasarán a extinción de dominio se recuerda como el ex gobernador de Antioquia  compró esa finca en 921 millones de pesos (novecientos veintiún millones de pesos) y que ahora que será “beneficiada” por una vía que mandó a construir el propio Pérez, durante su mandato en el gobierno departamental,  pasará a un valor cercano al medio billón de pesos ( $ 500.000.000.000).

Pero más allá del origen narco de la finca también se recuerda que todos sus dueños, en el pasado, murieron trágicamente.

Y además que esa tierra, que Luis Pérez quiere “urbanizar” en lotes, es reconocida como centro de torturas, brujería y asesinatos de la mafia colombiana, en un principio, y luego de los paramilitares:

“La propiedad, que perteneció a varias personas vinculadas con el narcotráfico que murieron trágicamente, ha sido incluso relacionada con la magia negra, ya que cuando el ejército realizó un allanamiento en 1988 encontraron un templo vudú, restos de sacrificios humanos, de animales y cámaras de torturas”, dice Yohir Akerman en El Espectador.

La finca Tierralta pasó por manos de narcos de poca monta hasta que llegó a Carlos Mauricio García Fernández, alias doblecero y jefe del “bloque metro de las  autodefensas” en Medellín.

Posteriormente, doblecero sería perseguido y asesinado en Santa Marta por la banda La Terraza, a órdenes de alias don berna y Vicente Castaño.

Puede leer: Doble-cero-el-paramilitar-detras-de-la-estela-de-sangre-del-bloque-metro-article-907086/

¿Cómo benefició Luis Pérez su finca en Rionegro?

Entonces, la finca pasaría a manos de dos mujeres (entre ellas una modelo, quien tendría que entregarla a cambio de un rescate) y finalmente vendida en tres transacciones a Luis Pérez y sus hermanos (una primera venta de 495 millones de pesos, una posterior de 225 millones y una final de $ 200 millones).

Ya con el 100 por ciento de la finca “en sus manos”, Luis Pérez Gutiérrez, como gobernador de Antioquia, crearía una “alianza pública privada” para construir una carreta que, curiosamente, pasaría por su finca, valorizándola en más de un 500 por ciento.

Además, con tres agravantes:

Sería la única alianza público privada que dejaría completamente lista en sus 4 años de gobierno.

Segundo, la construcción de la vía para valorizar la finca Torrealta de Luis Pérez, que es a nivel de piso, valdrá más que el túnel de Oriente (que se construyó a través de 8 kilómetros dentro de la montaña).

Además, inicialmente en el año 2018 el propio Pérez Gutiérrez valoró la vía en 480 mil millones de pesos y finalmente la dejó lista y entregada, al único proponente, en “un billón cien mil millones de pesos” ( $ 1.100.000.000.000).

Hoy esa tierrita de Luis Pérez, y de narcos y paramilitares, y centro de brujería, crímenes y tortura, será objeto de extinción de dominio, según El Colombiano: Incautan-4-bienes-relacionados-con-vicente-castano-en-los-que-figura-luis-perez-HJ18112353

Previous post

Quiebra de Justo y Bueno, así manipulan la noticia: Gardeazábal

Next post

Gustavo Bolívar pregunta ¿sin honradez hay paraíso?