El ministro de Justicia, Néstor Osuna, un reconocido marica y, quizá, con muchos traumas de su infancia, propuso en la reforma a la justicia que el incesto sea eliminado como delito, porque, según él, si las personas son mayores de edad estarían de “forma consensuada” en esas relaciones sexuales.

Históricamente todas las sociedades y las culturas han cuestionado las relaciones sexuales entre hermanos, madres o padres y sus hijos, tíos y sobrinos, abuelos y nietos, y todas aquellas donde exista un vínculo de consanguinidad y una “sujeción” a una autoridad mayor o paterna.

Pero el innovador Ministro de de Justicia, Néstor Osuna, quien en el pasado propuso que los ladrones conciliaran con las personas afectadas con sus hurtos, y así evitaran ir a la cárcel, considera que el incesto no es un delito, en un país donde un estudio de la Fundación SURA señala que el 74 por ciento de las agresiones sexuales se presentan en el hogar.

Eso sí el ministro Néstor Osuna señala que las relaciones sexuales, o abusos, que se presenten entre un mayor y un menor de edad seguirán considerándose delitos.

¿Qué delitos no serán judicializados en Colombia?

Además, en su “Humanización de la política criminal”, el innovador funcionario también propuso que las penas para el delito de acceso carnal violento pasen de 60 a 40 años de cárcel, facilitando así que más y más violadores estén en las calles, con el consiguiente peligro para mujeres y niños, recordando el caso de Pitalito, donde un abusador sexual, recién liberado, mató a una niña de 10 años, a quien pretendía violentar.

Puede leer: Asesino-de-nina-en-pitalito-busca-que-lo-declaren-paciente-psiquiatrico/

También se elimina la inasistencia alimentaria como delito, y se propone la liberación de algunos presos para que “trabajen”, medida que facilitaría que más y más delincuentes estén en las calles.

Una demostración más de que en el gobierno de Gustavo Petro no habrá mano fuerte con los delincuentes y que el Estado estará sumido a ellos.