Invasiones en Copacabana causan nueva tragedia en autopista Medellín Bogotá

La tragedia en la autopista Medellín Bogotá estaba anunciada desde esta misma semana, cuando un deslizamiento de rocas y lodo cubrió la vía y alertó sobre el potencial peligro para transeúntes y vehículos que circulan por la zona.

Ese día, afortunadamente, solo hubo daños materiales, pero este viernes sí se presentaron víctimas.

La nueva tragedia en la autopista Medellin Bogotá se presentó cuando una volqueta sin frenos arrasó con cerca de 20 vehículos que esperaban el pare y siga en la zona, la cual aún presentan deslizamientos de material y desbordamiento de quebradas.

La volqueta se llevó varios vehículos particulares y dos buses, dejando una persona muerta y 20 heridas, quienes fueron llevados a centros médicos con distintos grados de heridas.

El peligro era grande, según había denunciado Devimed esta semana:

“Equipo de profesionales que acompaña la remoción de material en la Autopista Medellín-Bogotá, a la altura del kilómetro 4, ha señalado que la posible causa de los movimientos en masa registrados este miércoles y jueves es la ocupación de cauce inadecuada realizada por un particular en la parte alta de la montaña.

“Si la administración municipal de Copacabana no hace una intervención de manera inmediata, el evento podría repetirse”, señaló la empresa en un boletín de prensa.

“La ocupación indiscriminada de la ladera y los movimientos de tierra sin control, sumados al mal manejo de las aguas en jurisdicción de Copacabana, ponen en riesgo la autopista. La intervención por parte del municipio es urgente”, agregaba el llamado a la acción gubernamental en un boletín de prensa.

Pero nada. Los invasores siguen destruyendo la parte alta de la montaña y afectando quebradas y zonas verdes, en presagio de una nueva tragedia en la autopista Medellín Bogotá, que se puede presentar en cualquier momento por la temporada de invierno.

Previous post

¿Qué hay detrás de las auto certificaciones del CENSA?, de Albert Corredor y Daniel Quintero

Next post

Bailes populares y de salón: aprenda gratis en la casa de cultura de El Poblado