Una nueva trampa de la Alcaldía de Medellín se denunció en el Concejo de la capital paisa.

La concejal Leticia Orrego denunció que, aparentemente, cambiaron un documento anexo al proyecto de presupuesto del Distrito para la vigencia fiscal 2023, diez días después de remitirlo por correo electrónico y sin la firma del alcalde.

La denuncia la hizo la Concejal Leticia Orrego durante su intervención en la sesión del Concejo de Medellín, y señaló que apareció un documento firmado supuestamente por el alcalde Quintero, el cual no existía hace 10 días, tal como se extrae de la trazabilidad del primer envío.

Ese cambio de documentos se torna sospechoso, razón por la cual, la concejal Orrego insiste en que el proyecto no debe someterse a estudio, toda vez que su radicación contiene un vicio de procedimiento, según lo establecen las normas orgánicas de presupuesto.

Además, el nuevo “descubrimiento” ameritaría una investigación, hasta de tipo penal, que pondría en aprietos a los concejales.

Con la obligación de aplicar el presupuesto del año 2022 (que suma 6.5 billones de pesos) en el año 2023 (cuando se esperaba ejecutar 7.5 billones de pesos) la Alcaldía deberá reducir los gastos y ajustar todos sus programas y, posiblemente, suprimir o fusionar cargos en la administración distrital.

Puede leer: Concejal-leticia-orrego-pide-votar-si-se-estudia-o-no-presupuesto-de-medellin/