Mario Fernando Córdoba, el gerente del Hospital General, certificado en contratos extraños

Una nueva denuncia se presentó hoy contra Mario Fernando Córdoba, el gerente del Hospital General de Medellín, quien cada día aparece más en los medios por los escándalos, que por el trabajo médico.

Esta vez es el arriendo de una oficina en el piso 7 del edificio Fórum, por el cual se paga más de 55 millones de pesos mensuales y que tiene, como dotación para los empleados, una silla y una mesa.

El contrato fue firmado el primero octubre de 2022 por un valor de $ 165.408.810 (ciento sesenta y cinco millones cuatrocientos ocho mil ochocientos diez pesos), lo que significa que cada mes se paga más de 55 millones de pesos por una oficina pesimamente dotada (las sillas, según la foto anexa, solo valen 400 mil pesos).

Aunque la supuesta necesidad es “trasladar personal administrativo del Hospital General de Medellín durante obras de construcción en el centro médico”, extrañamente no lo hacen a oficinas cercanas al propio Hospital sino al Poblado.

Además, el contrato es “de menor cuantía”, figura que es utilizada por muchos políticos para cuadrarlo a sus intereses.

La denuncia, por el extraño contrato, será remitida a la Procuraduría General de la Nación para que actúe prontamente y asuma la investigación.

Además, para agregar a la demanda, se anexará que aunque el espacio arrendado mide 393 metros cuadrados, solo incluye un baño, unisex, para los cerca de 30 empleados hacinados en ese espacio.

Pero Mario Fernando Córdoba, el gerente del Hospital General de Medellín, guarda silencio, mientras una y otra vez lo certifican en hacer contratos extraños.

Previous post

OJO a la trampa: la Alcaldía cambia documento y trata de legalizar presupuesto del 2023

Next post

¿Dónde viven las preguntas que seguimos sin hacernos, de Juan Álvarez