Samuel Arturo Romero Sanmiguel fue candidato al Concejo de Medellín por el grupo Independientes, de Daniel Quintero, y sacó 1626 votos (que al valor de la reposición de votos que paga la Registraduría, significaron cerca de 6 y medio millones de pesos). Perdió… pero cuando llegó al piso 12 de la Alcaldía de Medellín pasó de un R 4 a un Audi ultra deportivo y a una camioneta ultra costosa.

“Samu”, o Samuel Arturo Romero Sanmiguel, ha sido beneficiario de varios contratos con la Alcaldía de Medellín, a través de esas instituciones educativas que al parecer se volvieron “testaferras” de Daniel Quintero y sus secuaces.

Así lo señaló hoy la abogada Gloria Jaramillo, Tyche:

Pero el real “negocio socio” ha sido encerrarse con Daniel Quintero y varios jóvenes hombres en un cuarto privado contiguo al Salón Consejo de Gobierno, en el piso 12 de la Alcaldía de Medellín, de donde salen órdenes, negativas y aprobaciones de varios de los multimillonarios conciertos en los que ha participado, “muy pegadito” al alcalde el empresario, Diomar García.

Puede leer: https://rutanoticias.co/paranoia-en-el-piso-12-de-la-alcaldia-de-medellin/

¿Cuánto deja un concierto en Medellín?

Valga decir que los conciertos de Karol G, Bad Bunny y Maluma, para citar solo tres,  dejaron, en promedio, ingresos por 1.100 millones de pesos por la venta de SOLO los palcos (cuyo valor iba de 14 a 22 millones de pesos cada uno).

Y otros 8 mil millones de pesos, en promedio, por la venta de boletas para las otras tribunas.

Más todo el dinero que deja la venta de licor al interior de los conciertos, que también se vuelve una cifra multimillonaria.

En total cada concierto deja entre 9 mil y diez mil millones de pesos solo por taquilla, más otros 8 millones de dólares, en promedio, que dejaron como “derrama económica” para hoteles, comercios, restaurantes, medios de transporte y el sector turístico de Medellín, según las cifras que tras cada concierto entrega la secretaría de Desarrollo económico.

9 a 10 mil millones de pesos, cifra que recuerda la denuncia de un grupo de empresarios que no se sometió a la extorsión de la alcaldía de Medellín, como la presentó el periódico El Colombiano en SU ESCRITO “Así opera el negocio de la alcaldía con el Atanasio…”.

Y cifra multimillonaria que se suma a los “aportes” que hacían las empresas de logística en cada evento de la alcaldía (en seguridad, venta de manillas, control de ingreso y salida, publicidad y todo lo demás) convirtiendo esa suma en apetitosa si quieres pasar de un R 4 a una Audi y una camioneta de alta gama.

piso 12 de la alcaldía de Medellín Ruta Noticias