Revolución, de Arturo Pérez Reverte, una caricatura de Pancho Villa

Revolución, de Arturo Pérez Reverte, intenta contar, nuevamente, la historia de Pancho Villa.

Revolución, de Arturo Pérez Reverte, es el libro para este fin de semana, en “Qué Está Leyendo Gardeazábal”:

“PANCHO VILLA DA PARA TODO, reseña de la novela REVOLUCION, de Arturo Pérez Reverte, editada por Alfaguara.

Pancho Villa nos ha permitido leer durante más de 100 años crónicas sublimes, novelas inolvidables, novelitas del montón y estudios históricos entre profundos y desmirriados.

Arturo Pérez Reverte, el novelista español de moda en la península y con tantos lectores en otros confines, acaba de hacer su aportación al mito del bigotudo coronel de los norteños que pasó de abigeo astuto a comandante supremo de la guerra civil mexicana y no se sentó en la silla presidencial del águila azteca porque lo mataron en una emboscada.

Pérez Reverte toma solo un momento de la vida del charro mitológico y ayudado por seguirle la pista a un ingeniero de minas español, trasladado a México por sus patrones para que ayude a manejar una mina de plata en el Norte, se monta al anca del cuatrero, vuelto militar de gran vuelo desde cuando era apenas el coronel Villa, hasta cuando sobre un reguero de muertos y de derrotas se va a vivir la vencida lleno de glorias mitológicas.

El ingeniero español, que se convierte en el explosivista estrella de las tropas villistas, pasa por todos los esquemas de las novelas de Pérez Reverte, se enamora de una y de otra, hace el amor muy escasas veces y filosofa sin necesidad en su mutismo, pero le permite al autor dos crímenes antinovelísticos en pleno 2022, es el único de los personajes que no habla en vernáculo mexica y no muere en ninguna batalla.

Como tal la novela armada con el lenguaje ramplón de los rancheros, es una burla cantinflesca a los ídolos mexicanos de la revolución y un exabrupto de la vida real contemporánea porque quienes pasan a la eternidad literaria son los derrotados, no los superhéroes sobrevivientes de las mil y una aventuras.

Por supuesto está escrita para leerla sabroso, para gozársela porque su autor no se las pierde.

Tampoco está muy desviada de la historia real y mucho menos adaptada para que se convierta desde sus páginas en una serie de Netflix. Exige algo de comprensión del lector, pero en niveles elementales.

Eso sí, con tanta terminología ranchera termina siendo una caricatura miserable de Pancho Villa escrita por un respingado españolete.

Gustavo Álvarez Gardeazábal. El Porce, noviembre 19 del 2022.

Escuche el audio de Gardeazábal aquí: https://www.spreaker.com/episode/51949723

Previous post

Entre más primo más me arrimo. ¿Quiénes son Julia Correa y Andrés Bernal Correa?

Next post

El proyecto criminal en Medellín que quiere apoderarse de la ciudad